PUNCIÓN SECA - ACUPUNTURA

La punción seca, utiliza las agujas de acupuntura, pero más largas (dependiendo de la profundidad del músculo a tratar) para pinchar directamente ese “punto gatillo” o zona hipersensible muscular. Esta punción suele durar entre 2 y 5 minutos, en los que el fisioterapeuta manipula la aguja varias veces, buscando espasmos musculares que son los que van a producir la posterior relajación de la musculatura. Suele ser  muy efectiva.

La Acupuntura se trata de una técnica de la Medicina Tradicional China, junto con otras como moxibustión, ventosas, etc, la cual se basa en que el cuerpo tiene dos energías predominantes y contrapuestas, el Yin y el Yang, y entre éstas tiene que haber un equilibrio. Cuando se produce una alteración de este equilibrio es cuando se producen las enfermedades o patologías. El cuerpo humano está dividido en doce canales energéticos o meridianos, y cada uno de ellos a su vez está dividido en puntos energéticos.

Mediante una valoración previa se determina qué canal está en desequilibrio y qué puntos pinchar. Las agujas que se utilizan son finas, no inyectan ningún tipo de sustancia, y los puntos están a nivel superficial. Es decir, que con la aguja no se suele llegar a estructuras más profundas como musculatura o ligamentos. Una vez pinchada la aguja en el o los puntos que el terapeuta considere necesario, se suelen dejar actuar durante un período de tiempo mínimo que oscila los 20 minutos.

En la acupuntura se aplican las agujas en unos puntos determinados que se localizan en meridianos, que no tienen por qué encontrarse próximos a la zona lesionada.

MASAJES
  • Masaje circulatorio: con el fin de activar el flujo sanguíneo, favoreciendo la eliminación de toxinas.
  • Masaje deportivo: se lleva a cabo casi exclusivamente sobre los grupos musculares comprometidos en cada deporte o disciplina deportiva, para optimizar su tono, flexibilidad y rendimiento.
  • Masaje de relajación o sedativo: tiende a armonizar el sistema nervioso, induciendo, tal como su nombre lo indica, determinado grado de relajación muscular y ayudando al individuo a recuperar o mantener el equilibrio físico y psíquico.
  • Masaje para contracturas: son las manipulaciones manuales realizadas sobre uno o varios grupos musculares contracturados.
  • Masaje manipulativo: su finalidad es normalizar el tono muscular acompañado de una facilitación en la movilidad articular. Combina manipulación manual con movilizaciones pasivas.
  • Masaje Cyriax: es una técnica de masaje transverso y profundo de especial indicación en tendinosis y lesiones ligamentosas.

DRENAJE LINFÁTICO MANUAL VODDER-GODOY

El Drenaje Linfático Manual (DLM) es una técnica de masaje específico que poco o nada tiene que ver con el masaje convencional. Consiste en aplicar suaves maniobras que favorecen la captación y la reabsorción de líquidos y ciertas sustancias para ser evacuados a través del sistema linfático. El DLM se aplica generalmente con una presión muy suave, con maniobras que se adaptan a la consistencia del linfedema.

El tratamiento con DLM es una técnica que precisa especialización y un conocimiento profundo de la anatomía y de la fisiología de los sistemas linfático y venoso. Dicha formación es imprescindible para asegurarnos el óptimo resultado de los tratamientos.

Aplicaciones del DLM

El Drenaje Linfático Manual es el tratamiento recomendado para cuidar los linfedemas primarios y secundarios. Además de mitigar el dolor, el Drenaje Linfático Manual ayuda a reducir cierto tipo de edemas (inflamación) y favorece los procesos de cicatrización y recuperación de los tejidos lesionados. Es muy eficaz en procesos postquirúrgicos para casos como las cirugías de mano o rodilla, las prótesis de caderas o las intervenciones de cirugía estética. Y además, se ha demostrado su utilidad en el tratamiento de los traumatismos (esguinces, roturas fibrilares, etc.), de las patologías vasculares como la insuficiencia venosa leve (piernas cansadas) y las úlceras venosas.

Técnicas de DLM

En 1936 el Dr. Vodder fue el primero en desarrollar una técnica de drenaje cuyas maniobras han evolucionado con los estudios e investigaciones científicas. A día de hoy existen distintas escuelas en Europa: Leduc, Ferrández, Földi… Todas coinciden en la necesidad de aplicar una terapia combinada para poder obtener buenos resultados. Además utilizamos el Método Godoy. Otro método que a día de hoy también consigue importantes resultados en el tratamiento del linfedema.

DLM y cirugía estética

Tras una operación de cirugía estética, conviene realizar Drenaje Linfático Manual a partir de las 24-48 horas siguientes, siempre bajo prescripción de su cirujano. En estos casos, el DLM disminuye la inflamación postquirúrgica ayudando en los procesos de cicatrización y  contribuye  a una mejor organización de las fibras de la cicatriz; en el caso de cicatrices queloideas (engrosadas), el trabajo con Drenaje Linfático Manual y la aplicación de otras técnicas ayudan a mejorar sensiblemente su aspecto.

DLM y patología venosa

Las maniobras de Drenaje Linfático Manual actúan conjuntamente sobre los sistemas linfático y venoso superficiales. Por este motivo, un tratamiento combinado de drenaje linfático y prendas de compresión mejora y alivia la pesadez de las piernas (insuficiencia venosa leve). En el caso de las úlceras venosas, el DLM favorece su cicatrización.

Tratamiento del linfedema

El tratamiento del linfedema es un proceso complejo que precisa de la intervención de un fisioterapeuta especializado y requiere la utilización de varias terapias. Año tras año, se van comparando resultados de investigaciones realizadas para adoptar los tratamientos más efectivos. Para el manejo adecuado de la patología a día de hoy, la Sociedad Internacional de Linfología (SLI) propone la Fisioterapia Descongestiva Compleja (FDC), una técnica que en su protocolo incluye, además del drenaje linfático manual, el cuidado de la piel, ejercicios específicos para el sistema linfático y materiales de compresión (vendajes y prendas).

Con el tratamiento de DLM se consigue reducir el volumen de la zona afectada, se disminuyen las zonas de fibrosis (duras), se mejora la elasticidad de la piel, se reduce el número de infecciones como la celulitis y linfangitis, y se mejora la calidad de vida de los pacientes.

El origen de un linfedema puede tener múltiples causas congénitas o provocadas por una enfermedad. En los casos de cáncer de mama, cáncer de garganta, cáncer urogenital y melanoma, la aparición del linfedema es una de las secuelas más habituales provocadas por la cirugía y la radioterapia.

El Drenaje Linfático Manual (DLM) es una técnica de masaje específico que poco o nada tiene que ver con el masaje convencional. Consiste en aplicar suaves maniobras que favorecen la captación y la reabsorción de líquidos y ciertas sustancias para ser evacuados a través del sistema linfático. El DLM se aplica generalmente con una presión muy suave, con maniobras que se adaptan a la consistencia del linfedema.

El tratamiento con DLM es una técnica que precisa especialización y un conocimiento profundo de la anatomía y de la fisiología de los sistemas linfático y venoso. Dicha formación es imprescindible para asegurarnos el óptimo resultado de los tratamientos.

Aplicaciones del DLM

El Drenaje Linfático Manual es el tratamiento recomendado para cuidar los linfedemas primarios y secundarios. Además de mitigar el dolor, el Drenaje Linfático Manual ayuda a reducir cierto tipo de edemas (inflamación) y favorece los procesos de cicatrización y recuperación de los tejidos lesionados. Es muy eficaz en procesos postquirúrgicos para casos como las cirugías de mano o rodilla, las prótesis de caderas o las intervenciones de cirugía estética. Y además, se ha demostrado su utilidad en el tratamiento de los traumatismos (esguinces, roturas fibrilares, etc.), de las patologías vasculares como la insuficiencia venosa leve (piernas cansadas) y las úlceras venosas.

Técnicas de DLM

En 1936 el Dr. Vodder fue el primero en desarrollar una técnica de drenaje cuyas maniobras han evolucionado con los estudios e investigaciones científicas. A día de hoy existen distintas escuelas en Europa: Leduc, Ferrández, Földi… Todas coinciden en la necesidad de aplicar una terapia combinada para poder obtener buenos resultados. Además utilizamos el Método Godoy. Otro método que a día de hoy también consigue importantes resultados en el tratamiento del linfedema.

DLM y cirugía estética

Tras una operación de cirugía estética, conviene realizar Drenaje Linfático Manual a partir de las 24-48 horas siguientes, siempre bajo prescripción de su cirujano. En estos casos, el DLM disminuye la inflamación postquirúrgica ayudando en los procesos de cicatrización y  contribuye  a una mejor organización de las fibras de la cicatriz; en el caso de cicatrices queloideas (engrosadas), el trabajo con Drenaje Linfático Manual y la aplicación de otras técnicas ayudan a mejorar sensiblemente su aspecto.

DLM y patología venosa

Las maniobras de Drenaje Linfático Manual actúan conjuntamente sobre los sistemas linfático y venoso superficiales. Por este motivo, un tratamiento combinado de drenaje linfático y prendas de compresión mejora y alivia la pesadez de las piernas (insuficiencia venosa leve). En el caso de las úlceras venosas, el DLM favorece su cicatrización.

Tratamiento del linfedema

El tratamiento del linfedema es un proceso complejo que precisa de la intervención de un fisioterapeuta especializado y requiere la utilización de varias terapias. Año tras año, se van comparando resultados de investigaciones realizadas para adoptar los tratamientos más efectivos. Para el manejo adecuado de la patología a día de hoy, la Sociedad Internacional de Linfología (SLI) propone la Fisioterapia Descongestiva Compleja (FDC), una técnica que en su protocolo incluye, además del drenaje linfático manual, el cuidado de la piel, ejercicios específicos para el sistema linfático y materiales de compresión (vendajes y prendas).

Con el tratamiento de DLM se consigue reducir el volumen de la zona afectada, se disminuyen las zonas de fibrosis (duras), se mejora la elasticidad de la piel, se reduce el número de infecciones como la celulitis y linfangitis, y se mejora la calidad de vida de los pacientes.

El origen de un linfedema puede tener múltiples causas congénitas o provocadas por una enfermedad. En los casos de cáncer de mama, cáncer de garganta, cáncer urogenital y melanoma, la aparición del linfedema es una de las secuelas más habituales provocadas por la cirugía y la radioterapia.

PRESOTERAPIA

La presoterapia consiste en aplicar determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una fase de compresión y otra de relajación alternadas que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático. Esta técnica además recupera la elasticidad cutánea y aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos, facilitando la regeneración tisular.

Un par de botas, un fajín y unos brazos con determinado número de cámaras de aire conectados a un aparato que contiene un compresor de aire se encargan de administrar dichas presiones de aire de manera efectiva a lo largo de los miembros afectados (piernas, abdomen y brazos).

Entre los beneficios de la presoterapia, destacan el tratamiento de edemas, la corrección de alteraciones en el sistema circulatorio y la celulitis.

¿Cuándo usar presoterapia?

La presoterapia es un tratamiento que se realiza para estimular el drenaje linfático en nuestro organismo, de manera que nuestro sistema linfático pueda transportar con éxito las grasas y toxinas hasta los canales naturales de desecho.

La presoterapia es útil tanto para mujeres como para hombres, en función del tratamiento que se requiera.

La presoterapia está indicada para:

  • La reducción de la celulitis.
  • El tratamiento y prevencion de signos varicosos.
  • Edema y piernas hinchadas.
  • Retención de líquidos / Piernas cansadas.
  • Estimulación circulatoria.
  • Después de una liposucción ayudando a eliminar el edema y contribuyendo a adherir nuevamente los tejidos.
  • Post-mastectomía, para la recuperación de la circulación linfática en los brazos .
ELECTROTERAPIA Y TERMOTERAPIA

Es la aplicación de la electricidad con fines terapéuticos mediante electrodos, solenoides y cabezales, directamente sobre la piel del paciente, en aplicación subacuática o a cierta distancia. Es todo el aparataje utilizado para transmitir los diferentes tipos de corrientes al paciente.

El fisioterapeuta utilizará los diferentes tipos de corrientes dependiendo del efecto que se desee obtener en cada fase de la evolución de la patología a tratar. Por ejemplo en una fase aguda interesa más utilizar un tipo de corriente analgésica o en fase subaguda a lo mejor interesa potenciar la musculatura con corrientes excitomotoras.

Los diferentes tipos de corrientes que utilizamos se dividen dependiendo de la forma que se representan (continua o variable), dependiendo de su polaridad si es positiva o negativa (constante o alterna) o dependiendo de la frecuencia. Pero nos referiremos a ella dependiendo de la frecuencia en corrientes de: baja, media o alta frecuencia según el espectro electromagnético.

¿Cómo puede ayudarte la electroterapia?

La electroterapia es un complemento más a la terapia manual para la resolución de un proceso doloroso, dependiendo de la fase en que empecemos el tratamiento nos interesarán corrientes analgésicas, antiinflamatorias en los procesos agudos o subagudos, excitomotoras de potenciación o elongación del músculo y efecto de calor para procesos crónicos como en la artrosis.

Patologías que puede tratar la electroterapia
  • Dolores vertebrales: cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, cervicobraquialgias, lumbociáticas, cefalea tensional.
  • Trastornos periarticulares: tendinosis del supraespinoso, bursitis, síndromes discales.
  • Neuralgias: Herpes, nervio trigémino.
  • Dolor tumoral.
  • Analgesia en parto.
  • Cicatrices dolorosas.
  • Dolores crónicos: artrosis, artritis reumatoide, osteoporosis.
  • Traumatología: contusiones, contracturasmusculares, esguinces de tobillo, esguinces de rodilla, tendinopatia rotuliana, tendinopatia del tendón de Aquiles, tenosinovitis de D´Quervain, luxaciones, etc.
  • Estimulación muscular: para contraer la musculatura inervada en casos de atrofia muscular.
  • Estimulación muscular
  • Elongación muscular.
  • Cicatrización: Ulceras por presión que se producen en encamados debido a la inmovilización, heridas.
  • Edemas postraumáticos: esguinces de tobillo, esguinces de ligamentos laterales de rodilla.

KINESIOTAPING

El vendaje neuromuscular o más conocido como «las cintas de colores» actúan basadas en los principios de la medicina tradicional china. A través del órgano más grande del cuerpo humano, la piel, tiene influencia sobre el tejido, los músculos y las articulaciones. La idea básica de la terapia es la armonización de las estructuras, con el objetivo de aliviar y reducir el dolor.

OSTEOPATÍA

La osteopatía es una especialidad de la fisioterapia que contempla la enfermedad y la salud desde un punto de vista holístico. Trabaja de forma global el organismo restableciendo, a través de la práctica manual, el equilibrio de todo el cuerpo, incluyendo órganos, sistema mecánico, sistema nervioso, etc. En definitiva, la osteopatía está indicada para enfermedades de diversa índole, dentro de un contexto de prevención y bienestar general del organismo.

Se pueden diferenciar tres niveles de tratamiento dentro de la osteopatía:

Osteopatía Craneal

La osteopatía o medicina osteopática es una medicina alternativa desarrollada por Andrew Taylor Still a partir de un sistema de diagnosis y tratamiento donde se pone una atención especial en la estructura y los problemas mecánicos del cuerpo. Se basa en la creencia de que los huesos, los músculos, las articulaciones y el tejido conectivo no solo tienen la función evidente de formar parte de nuestro cuerpo, sino que desempeñan un papel central en el mantenimiento de la salud.

Osteopatia Craneal se realiza actuando mediante técnicas manuales, que liberan y facilitan la micromovilidad del cráneo y el conjunto de la relación craneosacra a través de las membranas meníngeas y el papel del líquido cefalorraquídeo. Algunas consecuencias de alteraciones posturales, traumatismos, desequilibrios musculares etc, pueden afectar a nervios craneales, arterias, glándulas y otros tejidos, a su paso por orificios craneales o en el interior mismo, lo que puede provocar neuralgias, dificultades de visión, audición, alteraciones de algunas funciones glandulares, vértigos, migrañas, e incluso a través del sistema nervioso vegetativo, trastornos digestivos, respiratorios, vasculares etc.

Osteopatía Estructural

La Osteopatia Estructural está dirigida al sistema musculoesquelético, donde aplicamos diversas técnicas adaptadas a cada disfunción, a cada tejido, a cada paciente, dándose durante la sesión de tratamiento, un continuo análisis y un continuo decidir del Osteópata, sobre qué técnica aplicar.

Dedicada al restablecimiento delaparato músculo-esquelético y de la postura, centrándose en la columna vertebral y otras articulaciones.

Osteopatía Visceral

La Osteopatia Visceral está orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras, las membranas fibrosas en relación, los músculos, los diferentes planos de deslizamiento entre los órganos, los vasos sanguíneos, los nervios, todos los tejidos que aseguran el funcionamiento orgánico, deben estar libres en su paso anatómico, lo que no siempre ocurre y que puede ser debido a adherencias, tracciones miofasciales que dificultan la normal movilidad de las vísceras. Las técnicas manuales viscerales ayudan a liberar interrupciones en el flujo de movilidad, lo que ofrece al organismo una base funcional más útil, productiva y saludable.

TÉCNICAS MIOFASCIALES

Consiste en un tratamiento manipulativo de la Fascia mediante una valoración del paciente además de una verificación motora, donde se realizan test antes del tratamiento para averiguar cuál es el plano motor que está afectado y para cuantificar el déficit funcional de la persona.  Una formulación y verificación de las hipótesis, (una vez recogidos los datos podemos pensar en la presencia de una descompensación a nivel de un segmento del cuerpo en el interior de una secuencia motora concreta y posteriormente palpamos para verificarlo) y, por último, realizaríamos la maniobra terapéutica (aplicando sobre la piel del paciente una presión variable, según el plano fascial al que se debe llegar, es posible bloquear la parte que hay debajo de nuestra mano y por consiguiente conseguimos movilizar los tejidos).

TEF

La terapia de entrenamiento funcional es un entrenamiento físico dirigido, que se lleva a cabo bajo la supervisión del fisioterapeuta. Entrena habilidades importantes como la coordinación, la fuerza y ​​la resistencia. El entrenamiento es particularmente adecuado como seguimiento de una serie de tratamientos de fisioterapia para estabilizar el estado alcanzado. La TEF es particularmente efectiva en el caso de síntomas asociados con desequilibrio o debilidad muscular.

VENTOSATERAPIA O CUPPING

La ventosaterapia es una técnica de medicina alternativa utilizada en la medicina china tradicional mediante el cual una ventosa se coloca sobre la superficie de la piel para causar una congestión local eliminando el aire de la ventosa. Sus practicantes creen que este método promueve la libre circulación del QI y la sangre, promoviendo la cura de diversas dolencias.

Menú